Internet ha traído muchos beneficios a la comercialización de productos y servicios. Uno de ellos implica costos más bajos y una mayor capacidad de difusión de la información a una audiencia global, teniendo además, la oportunidad única de obtener un feedback inmediato.